¿EN QUÉ SE GASTA?
Resulta útil clasificar las transacciones que realiza el sector público por su naturaleza, es decir, responder a la pregunta ¿En que se gasta? Para ello dividiremos a los gastos en Corrientes y de Capital.

Los Gastos Corrientes son los pagos que se deben realizar en forma indispensable para el correcto y normal desenvolvimiento de los servicios públicos y de la administración en general, como ser gastos de consumo (reparación de edificios, renovación de bienes muebles, etc.) o retribuciones de servicios (sueldos, salarios, gastos bancarios, intereses de la deuda, etc.).

Los Gastos de Capital son todas aquellas erogaciones del gobierno que significan un incremento del patrimonio público. Pueden ser erogaciones destinadas a la adquisición, a la producción o a la construcción de bienes materiales o inmateriales, o inversiones financieras que sirven como instrumentos para la producción de bienes y servicios.  

Los Gastos Corrientes La partida de Personal incluye los salarios y las contribuciones patronales del personal en relación de dependencia de la Provincia, tales como médicos, docentes, policías, personal penitenciario, personal administrativo, jueces, agentes públicos, etc. Las partidas de Bienes de Consumo son los materiales y suministros consumibles para el funcionamiento de los entes estatales, incluidos los que se destinan a conservación y reparación de bienes de capital. Las principales características que deben reunir los bienes comprendidos en este inciso son:
  • Que por su naturaleza estén destinados al consumo final, intermedio, propio o de terceros, y
  • Que si tiempo de utilización sea relativamente corto, generalmente dentro del ejercicio.
  Las partidas de Servicios no Personales corresponde a servicios para el funcionamiento de los entes estatales, incluidos los que se destinan a conservación y reparación de bienes de capital. Comprende: servicios básicos (luz, gas, agua, etc), arrendamiento de edificios, terrenos y equipos, servicios de mantenimiento, reparación y limpieza, servicios técnicos y profesionales, servicios comerciales y financieros, de publicidad, etc.   La partida Servicios de la Deuda y Disminución de otros pasivos es compuesta por los pagos de intereses y gastos financieros originados en préstamos, emisión de títulos y/o bonos. La partida de Transferencias Corrientes se refiere a aquellas erogaciones que no tienen contraprestación y cuyos importes no serán reintegrados. Se incluyen aquí, entre otros, la Coparticipación Impositiva y las Pensiones y las Ayudas Sociales a Personas.
Los Gastos de Capital Las Transferencias también pueden ser para erogaciones de capital, en el caso de que sean destinadas por sus beneficiarios a gastos de capital. Las partidas de Inversión Real se componen de las erogaciones destinadas a la adquisición producción o construcción de bienes de capital, es decir, las edificaciones, instalaciones, construcciones y equipos que sirven para producir otros bienes y servicios, que no se agotan en el primer uso y que tienen una vida útil superior a un año. Incluye los gastos por materiales, mano de obra e insumos cuando los bienes se producen por cuenta propia.   A la partida Activos Financieros la componen las erogaciones por otorgamiento de préstamos, compra de valores de crédito, aportes de capital, acciones, títulos y bonos públicos o privados.